jueves, 25 de octubre de 2012

Brownie de chocolate blanco

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico estadounidense, Brownies.


El brownie, que si lo tradujeramos literalmente tendríamos que llamar marroncito, parece que surgió de un error de un cocinero, que al realizar su pastel de chocolate, olvidó añadir la levadura, así obtuvo un pastel muy bajito, crujiente por fuera y cremoso por dentro, dando lugar al famosísimo brownie de hoy en día, aunque parece ser que no usó chocolate sino melaza, el chocolate fue añadido posteriormente hasta conseguir ser el protagonista de este pastel.

La primera vez que se habló de brownie fue en Estados Unidos en el año 1897, poco a poco se expandió por el mundo hasta conseguir que hoy en día no falte en la carta de cualquier restaurante.

Habitualmente se suele servir con helado y a la receta podremos incorporarle nueces, aunque se pueden presentar muchas versiones todas ellas con excelente resultado.


Como yo ya había hecho otras veces brownie con chocolate negro y tenía una merienda por mi cumpleaños a la que venía un invitado a quien no le gusta éste, pero sí el chocolate blanco, o sea, no le gusta el chocolate... ;-) pensé variar, encontré la siguiente receta y este es el resultado:

 


La receta es de El Tartero Real


INGREDIENTES:

- 3 huevos medianos.
- 150 gr de azúcar.
- 150 gr de mantequilla.
- 150 gr de harina.
- 150 gr de chocolate blanco.
- 1 sobre de levadura en polvo.

PREPARACIÓN:

Colocamos la mantequilla y el chocolate troceados en un bol para derretirlos al microondas, unos 40 segundos, sacar y remover bien para que se mezclen.

Batimos en otro bol los huevos con el azúcar con varillas eléctricas a velocidad media durante 10 minutos, a continuación incorporamos la mezcla del chocolate con la mantequilla y removemos suavemente con varilla manual hasta que todo esté completamente integrado.



Mezclamos la levadura con la harina con la ayuda de un tenedor y volcamos la mezcla tamizando sobre la que ya tenemos preparada.

Con ayuda de una lengua y mediante movimientos envolventes vamos incorporando la harina que hemos añadido a la mezcla hasta que consigamos que todo se haya mezclado homogéneamente.

Preparamos un molde para horno untándolo con mantequilla y espolvoreándolo con harina por toda su base y por las paredes, lo que nos facilitará el desmoldado, una vez hecho esto metemos el bizcocho en el horno precalentado a 180º unos 40 minutos o lo que necesite, según cada horno....




Ha quedado un bizcocho mojadito muy rico, a todos nos gustó mucho, tanto a los chocolateros como a los menos adictos al negro, y claro, por el color pasó de llamarse BROWNIE a WHITIE.






8 comentarios:

  1. Jooooo, hace poco que acabo de cenar y viendo tu brownie me entran unas ganas... de volver a comer!!! Seguro que estaba delicioso!!

    Un beso y gracias por pasarte por mi blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que estaba muy rico, aunque no sea un brownie en el sentido estricto jeje. Muchas gracias

      Eliminar
  2. Que buena pinta,deben estar riquisimos de chocolate blanco!
    Te invito a ver mi versión http://eltallerdelosviernes.blogspot.com.es/2012/10/hoy-toca-receta-del-cwk.html

    Un saludo!

    Gri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, el tuyo me ha encantado.
      Buen fin de semana

      Eliminar
  3. Muchas gracias, chicas. Os invito a probarlo, seguro que no os defrauda!

    ResponderEliminar
  4. Puedo atestiguar que estaba delicioso, aunque no fuera de chocolate. 1beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no quedó nada, ¡prueba definitiva!
      :-*

      Eliminar

Gracias por pasar por aquí y comentar.
¡Que tengas un dulce día!