viernes, 30 de diciembre de 2011

Galletas de Año Nuevo


"Y es que en este mundo traidor, no hay verdad ni mentira:
todo es según el cristal con que se mira".
Ramón de Campoamor


Ya sabemos que este año ha sido muy difícil para mucha gente, pero al final del mismo os invito a enfrentar el futuro con optimismo, a ver si es posible que en 2012 pudiéramos todos ver la vida de color de rosa:



Y puesto que muchos están pensando todavía qué ponerse para la fiesta de mañana, aparte del optimismo, los abrazos y los besos, otra cosa que va bien con todo es el chocolate, así que aquí tenemos otro modelito de galleta para esta Nochevieja.



¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!



lunes, 26 de diciembre de 2011

Tarta Castillo de Fantasía.

"Sólo la fantasía permanece siempre joven;
lo que no ha ocurrido jamás no envejece nunca".
Friedich Schiller.


En esta época de la Navidad en la que todos volvemos de algún modo a la infancia, dejo por aquí las fotos de este Castillo, que hice hace unos días para celebrar un primer cumpleaños: bizcocho, chocolate, fondant, kilos de azúcar y la mucha ilusión que han puesto sus papás a la hora de celebrarlo.

De frente.

Estáis todos invitados a entrar y soñar un rato.

A vista de pájaro.

Y desde atrás.


  Os deseo que sigáis disfrutando estos días.




viernes, 23 de diciembre de 2011

¡FELIZ NAVIDAD!


Siendo niños éramos agradecidos con los que nos llenaban los calcetines por Navidad.
¿por qué no agradecíamos a Dios que llenara nuestros calcetines con nuestros pies?

Gilbert Keith Chesterton.




Mis mejores deseos a todos los que os pasáis por aquí,
especialmente durante estos días de Navidad.


domingo, 18 de diciembre de 2011

Tarta Sacher.

"Si quieres que algo se haga,
encárgaselo a una persona ocupada"
Proverbio chino.



Hoy voy a poner lo que ha sido la estrella de mi cocina durante muchos años, 
la Tarta Sacher (a mi manera, claro).



No es la misma que hacen en Viena, por supuesto, porque esa receta parece que es un secreto guardado celosamente en las cocinas del Hotel Sacher, aunque he de decir que, en un viaje que hice a Viena fuimos  a probarla y hubo quien dijo que mi versión era mejor ... no tengo abuela, que dicen por ahí.

Bien, pues la base es muy simple y la utilizo para otras tartas decoradas en fondant. El bizcocho, uno de yogurt con chocolate, como creo que todavía no he puesto la receta, la incluyo aquí:

Para el bizcocho:

1 yogurt natural.
2 medidas de yogurt de aceite, normalmente de girasol, aunque yo utilizo el de oliva.
2 medidas de azúcar.
3 medidas de harina.
3 huevos.
1 sobre de levadura.
Para el de chocolate, añadir una medida de chocolate en polvo.

Para el almíbar:

Disolver mientras vamos calentando una medida de un vaso de agua junto con medio vaso de azúcar y cuando esté disuelto añadimos un sobrecito de café soluble.

Para el glaseado:

200 gr. de chocolate para fundir.
200 gr. de azúcar. 
1/8 l. de agua.

Hacemos el bizcocho con los ingredientes mencionados, y lo dejamos reposar un rato para que se enfríe.

Lo partimos por la mitad y bañamos cada una  de las mitades en almíbar.

De relleno vamos a poner mermelada de albaricoque, unimos las dos mitades y ya solo queda hacer el glaseado, para lo cual ponemos al baño maría todos los ingredientes y vamos removiéndolo para que quede todo bien ligado. Una vez lo tenemos, ponemos la tarta sobre una rejilla o similar y vamos echando el chocolate poco a poco para que caiga uniformemente por todos lados quedando bien cubierta.

Para decorar un poquito, yo esta vez he puesto unos trozitos de chocolate blanco y negro.



Seguro que durante estas fiestas encontramos algún momento para degustar esta riquísima tarta.





domingo, 11 de diciembre de 2011

Galletas de bautizo.




"Y recordé su voz bromeando en las tardes
diciéndome que harás si hay cambio de planes".
Los Secretos

A mis hermanos y a mí nos encantan Los Secretos, y al buscar una frase para esta entrada, se me ocurrió ésta, ya que el bautizo de mi sobrino ha estado plagado de cambios de planes.


En principio iba a ser el domingo día 4, pero el pobrecillo pilló una bronquiolitis y se tuvo que aplazar hasta esta semana. Ya teníamos hechos unos imanes con la cara de pillo de Quino, que se han quedado con fecha 4 de diciembre, ya le diremos por qué cuando crezca; y yo, por supuesto, tenía unas 70 galletas hechas para el evento, con forma de oso, de babero (en mi pueblo le llaman babosal, pero el Diccionario de la Real Academia dice que no existe esa palabra) y de pie. ¿Qué hacer con ellas? Pensé congelarlas hasta el bautizo, pero como en mi parroquia se montó un rastrillo, al final decidí decorarlas de otro modo para contribuir en el mismo.




A lo largo de la semana el pequeñajo se fue mejorando, así que al final los papás decidieron que el bautizo fuera este domingo, y yo con un trancazo impresionante pero con ganas de hacer algo especial para ese día, me puse manos a la obra otra vez, y el resultado, unos carritos de bebé, unos pies, unos angelitos (con los que me he reído mucho, porque la corona me parecía más bien unos cascos para escuchar música -angelical, por supuesto-) y otra vez los baberos.


Aquí las galletitas ya envueltas:



Y aquí preparadas para entregar junto con el imán:


Por cierto, no se si comerme la galleta o al chiquillo ;-) que, por otra parte, no es la primera vez que aparece en un blog... y sólo tiene 3 meses:

martes, 6 de diciembre de 2011

Hombrecitos de Jengibre.

"El hombre se eleva por la inteligencia, 
pero no es hombre más que por el corazón".
Henry F. Amiel





Este año creo que he encontrado mi receta de galletas de jengibre, para mí son las más típicas de la navidad (americana, claro está), sin embargo, cada vez que las he comido no me ha hecho mucha gracia el sabor. Después de buscar y probar con varias recetas, he hecho una mezcla de varias, he quitado alguna cosilla, he traducido al sistema métrico decimal, y he encontrado una que va con mi paladar, aquí la tenéis:

RECETA DE GINGERBREAD COOKIES

720 gr. de harina.
3 gr. de levadura en polvo.
6 gr. de jengibre en polvo.
12 gr. de canela molida.
Una pizca de sal.
--
170 gr. de mantequilla ablandada.
270 gr. de azúcar moreno.
--
2 huevos.
300 gr. de miel.

Vamos mezclando los ingredientes por tandas, hasta que tengamos unificados los líquidos por un lado y los sólidos por otro, y una vez hecho esto, añadimos la mitad de la mezcla de harina a la de los líquidos hasta tener una masa suave y homogénea; una vez conseguida, echamos el resto de la mezcla de harina y amasamos hasta que esté todo bien mezclado. Reservamos en un recipiente de plástico una media hora en el frigorífico, y después ya podemos cortar nuestros hombrecitos.


Al horno a unos 180º durante 12 o 15 minutos, o hasta que los bordes se tiñan de marrón, ya sabéis que depende de cada horno.....








viernes, 25 de noviembre de 2011

Tartaletas de pasta sablé con lemon curd.

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de noviembre nos invita a preparar un masa básica en pastelería: pasta sablé.




Pasta sablé, sablé bretón o masa quebrada, es la base de muchas tartas y empanadas, aunque también se puede comer como unas simples y deliciosas galletas.

El nombre de sablé, viene de su origen francés, concretamente de la zona de la Normanda, significa arena y es fiel reflejo de la textura que debe quedar al comerse.

Se puede elaborar fácilmente en un robot de cocina que disponga de un accesorio para masa, aunque es preferible prepararla a mano sobre una superficie fría. 

Se debe extender lo más fino posible (3-4 mm de grosor) de modo que la base de la masa quede bien cocinada y resulte ligera, crujiente y digestiva.

Una de las claves para la calidad de esta pasta es la calidad de los ingredientes, es fundamental usarlos de la mejor calidad posible. 

Podéis usar esta pasta como base para una tarta de frutas, limón, chocolate, frutos secos,... o bien para hacer unas pastas bretonas, cuya característica principal es su forma redonda y los cruces que tiene dibujados en la superficie.

Se mantiene en el frigorífico bien envuelta al menos una semana y puede congelarla durante 3 meses.


RECETA


Pasta sablé (receta de Michel Roux)
250 g de harina
150 g de mantequilla, ablandada y cortada en daditos
1 cucharita de sal fina
1 huevo
1 cuchara sopera de leche fría

Ponga un montoncito de harina en la superficie de trabajo y haga un hueco. Coloque en el centro la mantequilla, huevo y sal. Con la punta de los dedos, mezlce y amase los ingredientes en el hueco.

Poco a poco, vaya añadiendo la harina y amase con cuidado hasta que la mezcla adquiera una textura granulada.

Añada la leche poco a poco y mezcle con la punta de los dedos hasta que la masa se una. Con la palma de la mano, amase la mezcla hasta que quede firme.

Forme una bola, envuélvela en film transparente y refrigérala como mínimo 1 hora.

Si usáis esta masa para base de tartas los pasos a seguir son los siguientes:

*Extender la masa de modo que tenga un grosor de 3-4 mm

*Usar un molde untado ligeramente con mantequilla. Coloque la masa sobre el molde y refrigere durante 20 minutos.

*Pinche la base y hornéela a ciegas durante 20 minutos. Una vez pasado este tiempo, se retira el papel con las legumbre y horneamos 15 minutos más hasta que se cuece del todo.

*Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla metálica. 

*Ya está lista para poner el relleno y usar.





Yo conocía esta masa como pasta quebrada, y la he utilizado muchas veces para hacer la típica tarta de manzana. A los ingredientes de la receta proporcionada por Whole kitchen le he añadido 100 gr. de azúcar, que es más o menos la proporción que había usado otras veces, y en esta ocasión he hecho unas tartaletas en los moldes de las magdalenas. 

Han quedado monísimas, y rellenas de lemon curd, que tenía muchas ganas de probarlo ya que lo he leído en muchos blogs pero casi siempre que hagos rellenos opto por el chocolate y no lo había intentado nunca. La verdad es que me ha gustado mucho, parecido a la crema pastelera, pero más ligera gracias al zumo de limón.

Y como siempre voy con prisas, he usado una receta de microondas, de Directo al paladar,

Ingredientes

220 gr de azúcar, 3 huevos y 1 yema, 200 ml de zumo de limón, 100 gr de mantequilla, ralladura de limón

En un bol de cristal apto para microondas cascar los huevos y la yema, añadirle el azúcar y batir con unas varillas hasta que esté todo bien integrado. Exprimir los limones, aproximadamente cuatro o cinco, hasta obtener los 200 mililitros de zumo. Colarlo. En otro cacito derretir la mantequilla y dejar atemperar. Rallar la cascara de un limón. Echar el zumo de limón colado, la ralladura y la mantequilla derretida sobre el batido de huevos mezclando suavemente y sin hacer mucha espuma.

Llevar esta mezcla al microondas y poner intervalos de un minuto a máxima potencia, cuando pase cada minuto abrir y remover con una cucharita de madera. Irá espesando en cada minuto, en tres o cuatro minutos lo tendréis con la textura correcta. Cuando haya espesado retirarlo del microondas y remover durante medio minuto para que se amalgame todo bien. Cubrir con film de cocina pegado a la crema para que no forme costra. Dejarlo enfriar y pasarlo a la nevera.

Se puede usar de relleno de alguna tarta, o de estas tartaletas:





viernes, 11 de noviembre de 2011

Tarta Pocoyo

"Decíamos ayer..."
Fray Luis de León

Dicen que, después de cinco años de ausencia en los que Fray Luis de León estuvo prisionero, al volver a su clase empezó como siempre lo hacía, con su célebre frase ... "Decíamos ayer"... Sin embargo, después de un tiempo en el que, por falta de tiempo, de ideas, o simplemente de ganas, no estoy escribiendo nada en el blog, me resulta muy difícil empezar.

Estoy toda la semana intentando colgar algo y se me pasa el día y "na de na", procrastinar se llama eso, que acabo de aprender la palabra. ¡Jose, va por ti, si me lees!

Y acabando ya con la introducción, voy a entrar en faena:

Puesto que, con tres años ya se tiene una capacidad de decisión importante, una semana antes del evento, directamente le pregunté a la cumpleañera qué tipo de tarta quería, y aunque me sorprendió porque Pocoyo fue de sus primeros amores y yo creía que ya le había olvidado, me dijo que quería la tarta del susodicho...



Un bizcocho de yogur de chocolate bañado con almíbar, ganaché de chocolate y recubriendo, algo nuevo, ¡merengue! A mí me encanta el merengue y en Murcia se utiliza mucho en las tartas, así que pensé combinar la tradición con la modernidad, y ya veis el resultado, merengue y fondant.


Como siempre, y dada mi afición a procrastinar las cosas,
las fotos se han hecho ya cuando estábamos con el cuchillo en la mano.

domingo, 9 de octubre de 2011

Tarta Setenta

"La juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu"
Mateo Alemán.


Hace algo más de un año, y buscando ideas para las distintas tartas del mes de octubre, en el que tengo 7 cumpleaños de gente muy muy cercana (tanto, que yo también estoy en ese grupo de siete) empecé a buscar en la red y a ver las maravillas que se hacían y de las que yo no tenía ni idea, descubrí el fondant de nubes, los frosting de queso, los ganachés de chocolate y otras cremas, y me quedé con la boca abierta y babeando, por supuesto, por las cosas preciosísimas y riquísimas que veía, sobre todo, en blogs.

De las tartas, pasé a las cupcakes, galletas, y otras cosillas que me han tenido entretenida desde entonces. También me gustó el rollito este de los blogs, y ya que siempre me había gustado cocinar y normalmente tenía éxito entre aquellos a los que "obligaba" a comerse lo cocinado, me dije a mí misma que iba a montar un blog en el que pudiera recoger lo que, a veces con mucho trabajo, había recolectado por ahí para aprender a hacer todas estas maravillas, y también las cosillas que fuera haciendo yo, por entretenerme ...

A partir de entonces he aprendido una cosa, y no lleva azúcar... ¡qué difícil y cuánto trabajo da el llevar un blog!

Y diréis aquéllos que me seguís: Si no publicas casi, pues sí, es verdad, publico poquísimo, y ya no es que no publique, es que se pasan días y días, a veces una semana en la que no entro a mi blog, cuanto menos en mi lista de blogs, a pesar de que me gustan muchísimo, y es que, después estar toda la mañana en el trabajo con el ordenador, no me apetece llegar a casa y seguir con "lo mismo", o no he tenido tiempo de cocinar nada, o tengo cosillas hechas pero no me viene la inspiración para pasarlas al papel....

Todo esto no es para justificarme de mis pocas entradas últimamente, ya que nunca pretendí ser una "profesional" de ésto, simplemente es para rendir homenaje a todos aquellos blogueros que sí son fieles a sus seguidores y publican regularmente, y tan bien!!!!!! así que ¡va por ellos! Gracias a todos por compartir vuestra sabiduría y trabajo con aquellos que os leemos.



...tito1972ml / el blog ! - 

Al calor del horno - 

Aliter Dulcia - 

Arroz con Leche... y mas -

Baking With Landa -

Buscando umami - 

Chez Glace -

cocino y disfruto - 

El Rincón de Bea -

Horneando Sueños - 

LA COCINA DE MAMI -

La Despensa de Dana -


LAS RECETAS DEL ABUELO - 


Lola en la cocina - 


los pecados dulces de cris - 


Mi rinconcillo de punto de cruz y mi cocinilla -


MY BLUE KITCHEN -


No quieres caldo?... pues toma 2 tazas -

En Mil Batallas
Sabores & Olores -

sugar taste -

Tartacadabra -
The Breakfast Lover - 
TODOS @ LA MESA -
Trajinando por el mundo
wholekitchen 

 Y ahora ya, algo con azúcar jeje

Esta es la tarta que he hecho para el cumpleaños de mi padre, un número redondo:



No sabía cómo hacer la tarta, porque mi padre ha tenido varios trabajos, el primero de ellos con un camión, y pensé hacer uno, pero los últimos años no se dedicó a ello, teníamos una tienda, así que también pensé hacer algo relacionado con la tienda, luego y teniendo en cuenta que está jubilado y ya no hace ninguna de esas dos cosas, pensé en sus aficiones, le gusta mucho cantar y leer, también pensé mezclarlo todo, pero finalmente, y teniendo en cuenta que en su fiesta íbamos a ser la familia, y a mi familia le gusta sobre todo el chocolate, dejé el fondant de lado y pensé hacer un supersetenta tal cual lo veis.

No tenía moldes para los números, así que, para el cero, hice uno de mis apaños,  forrar un molde que tenía desde hace siglos, de hecho, creo que es de mi madre, con papel de aluminio y una montañita en el centro para el agujero.


El bizcocho fue un bizcocho de yogurt de los de toda la vida, y una vez desmoldado, únicamente le puse chocolate fondant por arriba, fundido en el microondas y puesto así como se ve en la foto de la tarta, sin rellenos ni nada, para que mi madre comiera.....

Tenía también unas galletitas en el congelador, así que las horneé y rellené el centro, para las más pequeñas de la familia sobre todo, ya que hay cuatro enanas, de 2 a 4 años...



Las galletas están hechas con mi receta de siempre y llevan virutas de chocolate dentro.

En cuanto al 7, hice un bizcocho rectangular, de yogurt también, pero añadiendo un vaso de yogurt de cacao en polvo, luego recorté el siete, y a éste sí le puse un almíbar de café, mermelada de albaricoque de relleno y una cubierta de chocolate fondant, simplemente fundido en el microondas y cubriendo todo, amén de unas virutillas de chocolate que hice raspando con un cuchillo y se las puse antes de que se enfriara del todo para que quedaran pegadas.


Estaba muy rica, si es que el chocolate es un valor seguro, ¿alguien sabe si cotiza en bolsa?

domingo, 25 de septiembre de 2011

Crumble de manzanas.

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de septiembre nos invita a preparar un postre clásico británico: crumble






El crumble es un pastel clásico inglés hecho con frutas, se elabora con diversas frutas, y se cubre con una mezcla de harina, manteca y azúcar. Todo ello se introduce al horno y se sirve y degusta caliente. Por este motivo es frecuente acompañarlo con natillas, helado o alguna compota.

 Parece que el crumble surgió en la I Guerra Mundial debido al racionamiento que sufría la población en esta época, esto hizo que se ideara el modo de obtener de una vez la energía necesaria. A pesar de este origen práctico, hoy en día es un plato muy valorado. En Estados Unidos existe un plato muy parecido conocido como Fruit Cobler o Crisp, aunque este por regla general se cubre con un masa más parecida a un bizcocho. Las frutas más usadas son la manzana, arándanos, melocotones, ciruelas o ruibarbo. En la cubierta además de la base de mantequilla, harina y azúcar podemos incluir nueces, almendras u otros frutos secos, incluso se puede llegar a usar crema ácida lo que aporta un sabor más extravagante a la crumble. Se puede espolvorear la supeficie con azúcar moreno para conseguir un caramelizado, e incluso se puede hacer esta superficie con galletas molidas o cereales, aunque no es lo tradicional. 

Aunque en Whole kitchen se proponía un crumble de ciruelas, a mí me gustan mucho los postres con manzana, así que hice éste que se ve en el vídeo:






RECETA



Crumble de manzanas

*Relleno:
 2 manzanas.
4-5 cucharadas soperas de azúcar

 *Cobertura:
 75 g de mantequilla
175 g de harina de todo uso.
una pizca de sal
50 g de azúcar

Precalentar el horno a media temperatura y colocar la bandeja a media altura. Partir las manzanas y caramelizarlas en una sartén con mantequilla y azúcar, hasta que adquieran un color dorado. Colocar en el molde y reservar. 


Mientras hay que preparar la cobertura: poner en un bol la harina con la sal, colocar la mantequilla en cubitos y comenzar a trabajarla con la punta de los dedos, de forma que vaya haciendo “migas”. Añadir el azúcar y seguir mezclando con los dedos del mismo modo. Echar las migas sobre la manzana y llevar al horno, hornear de 20 a 30 minutos o hasta que dore. Servir caliente acompañado de helado.

Como casi todo lo de Whole kitchen, nunca lo había hecho ni probado, pero me ha gustado muchísimo, así que lo recomiendo de todas todas, está muy rico y se hace en un plis plas.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Bizcocho rápido de frutas.




Del Libro Pasteles, de Annette Wolter.

Para un molde desmontable de 26 cm de diámetro.

La pasta: 3 huevos, 3 cucharadas de agua, 100 gr. de azúcar, 4 cucharaditas de vainilla azucarada. 150 gr. de harina. 1 cucharadita de levadura en polvo.

El relleno: 4 cucharadas de confitura de albaricoque. 1 plátano, 2 melocotones, 2 kiwis, cerezas, 1 cucharada de zumo de limón. 1 sobre de gelatina incolora para dulces.

1. Precalentar el horno a 200º. Untar el molde con mantequilla y espolvorear con pan rallado.
2. Separar las claras de las yemas. Montar las claras, con el agua, a punto de nieve, añadir el azúcar a cucharadas y seguir batiendo hasta que las claras estén firmes y brillantes.
3. Mezclar las yemas con la vainilla e incorporarlas a las claras montadas. Tamizar la harina y la levadura por encima y trabajar la pasta con una cuchara de madera.
4. Llenar el molde con la pasta y alisar la superficie con un cuchillo. Cocer el bizcocho a altura media 30 minutos  aprox.
5. Cuando esté cocido, sacarlo del horno y esperar 10 minutos antes de volcarlo. Enfriar sobre una rejilla.
6. Calentar la confitura sin dejar de remover y untar con ella el bizcocho.


7. Pelar el plátano y los kiwis, cortarlos en rodajas. Rociar el plátano con el zumo de limón. Pelar los melocotones y cortarlos por la mitad, así como las cerezas, y repartir toda la fruta por encima del bizcocho.
8. Preparar la gelatina según sus propias instrucciones, verterla sobre la fruta y dejar que cuaje como mínimo 2 minutos antes de servir.